Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro

Eso dicen las abuelas y las madres. La vida no está completa hasta que realizas las tres cosas.

Yo estoy empezando por “escribir un libro”. Siempre he querido escribir y supongo que, como todos los que habéis completado  un libro, os ha costado horrores comenzar a escribir.

Es el “miedo a la hoja en blanco”. Creo que es el peor miedo que se puede tener a la hora de decidirse por labrarse un futuro, porque es un futuro incierto, ¿gustará mi historia? ¿seré capaz de dar vida a mis personajes? ¿conseguiré encoger el corazón de mis lectores? ¿sabré explicar en palabras lo que tengo dentro a través de una historia real, fantástica, dura, feliz?

La historia de mi primer libro está ya creada. Sólo tengo que darle forma y creer en mis personajes.

La historia fue creada para un trabajo de final de master en formato guión pero que no ha conseguido cuajar en productoras pero que sí ha gustado a la gente a la que he ido enseñándosela. Todos me animaban a seguir, a continuar, a intentar hacerla realidad.

Pero nunca he sido capaz de arrancar. Hasta que alguien me dijo: “¿por qué no la conviertes en un libro?”

Esta persona leyó mi guión y vino con una sonrisa de oreja a oreja diciendo: “¡Me ha encantado!”, “¡Es una historia muy chula!”, “¡Tienes que escribir más!”. Gracias a su apoyo, su sonrisa y que no deja de darme por saco para que escriba estoy consiguiendo empezar un sueño.

Si soy capaz de acabar el libro, aunque tarde mucho tiempo en poder editarse… sabré que soy capaz de muchas cosas. De que tengo voluntad para cumplir sueños y que, con ayuda de las personas que aprecias y tu esfuerzo, puedes hacer lo que desees.

Y lo de plantar un árbol, mira… puedo empezar a hacerlo ya.

Lo de tener un hijo, mejor esperar un poquito más 😛

Read More

Confesiones

La peor confesión que puede ocurrirte es la de ti mismo.

Cuando llegas a la conclusión definitiva sobre quién eres, qué quieres hacer, hacia dónde vas a dirigirte el miedo ya no existe. Desaparece. ¿Por qué digo que es la peor? Simplemente porque la gente que nunca te ha apreciado de verdad deja de creer en ti, huyen, porque ellos siguen sin saber quiénes son. Cobardes.

Conozco a una persona que nunca ha tenido miedo a confesarse. No sabe lo que es mentir, ni siquiera le ha interesado coger práctica. Pero como todos, flaquea. Yo le confieso que la decisión está tomada desde hace mucho tiempo. Asiente.

Al contrario que mucha gente que nos rodea, cuando él se confiesa sobre cómo es, qué va a hacer y hacia dónde va a dirigirse, más le comprendo, más le apoyo, más necesito que lo haga.

Cuando una persona que de verdad es importante se confiesa a sí mismo te hace perder el miedo a vivir.

Una sonrisa con lágrimas en los ojos lo dicen todo.

Esto es simplemente un pensamiento que me ayuda a seguir sonriendo, a seguir luchando y seguir creyendo en lo que yo soy.

Cogedlo como ejemplo o tiradlo a la basura.

Si lo tiras a la basura o dices “bah”, perdona que te diga pero… eres un COBARDE.

 

 

Read More

New beginning

Escuchando: New Beginning (Boa)


Seguramente lo hayas dicho miles de veces:

– “Tengo que cambiar”

– “¡Ya basta de quejas y lamentaciones! ¡Hay que cambiar el chip!”

– “Quiero volver a ser la que era antes”

Y cuántas mañanas te has levantado con energías renovadas intentando volver a ser la persona enérgica y motivada que eras antes. No te esfuerces, no sirve de nada. A los pocos días volverás a tirarte a la cama en una profunda depresión de autoestima.

Pero no estás solo, todos nos sentimos así. Simplemente se llama madurar, se traduce en cambiar porque la vida consiste en eso, en cambiar, que no evolucionar.

Puedo parecer idiota, básica, que no tengo dos dedos de frente o que me creo cualquier cosa que me cuentan, sin embargo, creo en las energías de la gente. Esa energía transforma tu vida que, al fin y al cabo, es el Universo en sí.

Ya sabes que somos insignificantes bultos de átomos pero, a nuestra escala, la Tierra es gigante, es inmensa, es increíble. Tenemos suerte de formar parte de ella.

Cuando tus energías llegan a su límite la única solución es que alguien te deje compartir un poco de la suya. Gente que ve la vida como una oportunidad para conocer, para aprender de los sufrimientos y para disfrutar de las alegrías.

Yo apunto en una libretita los momentos con esa gente, que está de paso, con la que cruzo una mirada, con la que paso la mayoría de mi tiempo, con la que bebo una cerveza o comparto un cigarrillo en el descanso del trabajo. Y, cuando me siento decaída, los recuerdo y pienso en ellos. Pienso en cómo podría yo ayudarles si ellos se siente como yo alguna vez. Entonces te sientes más triste porque no puedes imaginártelos hundidos en su almohada, lamentándose de las penurias del mundo.

Es entonces cuando escribes, lloras o decides llamarles. Tras una pequeña charla desanimada vendrán las sonrisas, vendrán los ánimos y volverá la vida.

Ayudarnos unos a otros a ser más felices.

Es lo que más necesitamos cuando el mundo parece querer devorarnos.

Read More

Yo escribía historias

Historias que se aferraban a mi pasión por comerme el mundo. Por desear la Luna cada noche mientras desvelaba sus secretos a través de mis palabras escritas.

¿Qué ha pasado? El mundo se derrumba a mi alrededor. Un desencanto generalizado cubre el mundo. La penumbra se llama desgana, la frustración es la luna que alumbra a las almas sin ilusiones.

¿Dónde está la inspiración? Dicen que camina junto a la esperanza en un lugar donde la luz ciega a los apáticos y colorea códigos de barras. Ella visitaba a los visitantes de mi mundo a través de un rayo de luz.

Ahora es imposible atravesarlo con tanta niebla. Su espesura aplasta los sentimientos y rebota en ceños fruncidos y sonrisas in decrecendo.

Inspiración. Muchos te echamos de menos en este mundo de penumbra y robots.

Read More

Existe la respiración natural

No la busques en el aire. Te la dan las personas. Ellas son las encargadas de fabricar el aire que respiras.

¿Tienes a alguien que respira junto a ti? ¿A que el olor del aire es diferente? ¿A que todo es más puro?

Respiras sentimientos y emociones. No ensucies el aire que respiras o morirás.

Read More

Escribí esto el otro día, entre las 14:00 y las 15:00 de la tarde un día de trabajo cualquiera

La vida no podría existir sin espías a su alrededor. Es como una fuerza abrasadora, como corruptos políticos que luchan para que no sepas la verdad. Ahora entiendes por qué hay días en los que no tienes fuerzas ni para sonreír. Ahora comprendes que el aire que respiras no es real. Ahora sientes que no es la realidad que buscabas. Pero antes de que abras la boca para decir una sola palabra, para abrazar a la persona de tu lado y comunicárselo al oído, estos espías se echan sobre ti y te ahogan, te arañan, te muerden… hasta dejarte inconsciente. – Buenos días, te pongo un café solo con leche con media tostada de atún, ¿no? – Claro, Rosa. Como todos los días. … Escuchaba Spies de Coldplay.

Read More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies