¿Quién es Ghibril?

¿Quién es Ghibril?

*el dibujo de aquí al lado es obra del señor @CarloGalucci* (gracias querido) 🙂

¿Ghibril? ¿Cómo carajo se lee eso?

Si has indagado un poco en esta web verás que tengo una cierta pasión enfermiza por la cultura japonesa. Y me viene desde que era una renacuaja.

Es por ello que empecé a interesarme en el anime y en leer aquellos cómics de chicas con los ojos gigantes llamados Mangas. Fue así como descubrí una serie que me gustó en exceso: Angel Sanctuary, obra de Kaori Yuki. Uno de los personajes femeninos protagonistas resulta ser la reencarnación del Arcángel Gabriel. En la traducción castellana se llamó Ghibril. Me gustó tanto que lo llevo utilizando desde los 15 años para identificarme. Es por eso que, en internet, la gente me conoce más por Ghibril o AriGhibril.

No obstante, mi pasión por las culturas asiáticas y, en concreto, de la japonesa no acaba con ver series de dibujos y leer cómics como una posesa. Adoro su forma de pensar y de ver el mundo. Y así lo representan en la comunicación, el branding, la publicidad y el marketing. Es por ello que lo estudio en profundidad y dedico un blog dedicado al Marketing en Japón.

Y como no me lo tomo como un juego soy estudiante de japonés en la Escuela Oficial de Idiomas Drassanes, Barcelona. ¡Ya llevo 4 años!

manga angel sanctuary Gabriel Kaori Yuki

La verdadera Ghibril, personaje creado por Kaori Yuki

Vale genial, ¿pero quién eres?

Pues Ariadna Morales Berenguel. ¿Cómo te has quedado? ¿Pensabas que me llamaba Ghibril? Mi madre, una mujer hecha y derecha (y bien guapa) me dio a luz un medio día del 26 de junio allá por el año 1987. Junto a mi padre, hombre sabio donde los haya, me criaron sola hasta que en 1993 llegó mi hermana Desirée.

Rodeada de mucho amor y mucho cachondeo (mi familia es única :D) viví hasta los 18 años en mi ciudad natal: Almería. Una ciudad que me ha dado muchas alegrías y que echo mucho de menos. Actualmente vivo en la bonita Barcelona. Eso no evita que añore las playas de Almería, su tranquilidad y sus tapas. Pero, sobre todo, a la gente que sigue estando allí, intentado sacar adelante una provincia pobre pero llena de cosas bonitas.

No obstante, yo sabía que tenía otro camino. Un camino que aún ando descubriendo.

Yo de pequeña era un verdadero coñazo, en serio. Lo preguntaba todo, hasta por qué se afeitaba la barba mi padre si le quedaba tan bien. Las personas que me rodearon tuvieron paciencia y siempre me contestaban cosas que a mí me parecían increíbles.

Así siguió creciendo mi curiosidad.

Nunca he querido ni quiero ser rica. Pero deseo hacer algo importante, algo que sea bueno. Y sé que no lo haré sola.

 

Madurez

Por eso decidí ir a la Universidad a estudiar Periodismo. Como mi curiosidad era insaciable, me aseguré de que fuese la profesión que me daría más respuestas en el futuro. Al final acabé en la Facultad de Ciencias de Comunicación de la Universidad de Málaga y, por ende, llegó mi independencia.

En los años de Universidad aprendí mucho y sí, también me pegué alguna que otra juerga épica.

Pero estaba madurando y, como tal, me llevé muchas decepciones. Una de ellas fue darme cuenta de que ser periodista en este país (y en la mayoría) equivale a obedecer las órdenes del político de turno. Como no quería ser un papagayo más, me centré en algo que no limitase mis ganas de luchar por la información justa y la libertad de expresión. No me quedaba otra que dirigir mi camino hacia la ficción

 

Destino

Fue entonces cuando hablé con mi segunda mami: mi tía Paqui, una mujer enérgica y vital de 70… ¡30 y tantos! que reside en Rubí (Barcelona) desde hace más de 45 años. Echa mucho de menos su tierra y, sobre todo, a su familia de Almería.

Ella me acogió con los brazos abiertos en lo que sería mi nueva etapa en Barcelona. Sin apenas ahorros y ayudando con los gastos a mi tía, viví 2 años en Rubí donde acabé un Máster de Ficción en Cine y Televisión en la Facultat de Ciencias de la Comunicació Blanquerna (Universitat Ramon Llull) y trabajé en una empresa de desarrollo web y marketing (Interdigital).

Aunque la ficción me apasiona, el contexto en el que se mueve no es favorable para ejercer como guionista exenta de enchufes o familiares que se dediquen a esto. Aunque algo frustrada conseguí acabar mi primer guión de largo, titulado Naranja, que sigo intentando mover por ahí sin éxito. Mientras tanto, vomito historias en formato de relato corto y no dejo de escribir todo lo que se me pasa por la cabeza, ya sea en el bloc de notas del móvil como en la “Moleskine” de los chinos (así de moderna soy).

Mi experiencia laboral la explico mejor en mi Curriculum Vitae pero, tras haber pasado por diferentes medios de comunicación de prensa, radio y televisión y productoras como El Terrat o Veranda TV, mi vida está en escribir, escribir y escribir. Llevo más de 3 años trabajando en Marketing online. He aprendido mucha técnica, estructura web y promoción pero, sobre todo, me he dado cuenta que la comunicación, los contenidos de calidad, son los que siguen moviendo el mundo.

Y así estoy. Sigo sin callarme las cosas, escribo sin parar y busco mi sitio sin descanso.

¡Gracias por leerme!

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.