Posts Tagged "Ciencia Ficción"

Las vidas posibles de Mr. Nobody


Las vidas posibles de Mr. Nobody: Magnífica y brillante película que pone en entredicho el poder de elección del ser humano. La excusas con las que nos justificamos cuando creemos haber tomado la decisión incorrecta es el camino del aprendizaje, de la madurez, de la experiencia. Esta película con una fotografía impecable y un uso de recursos estilísticos y narrativos que ya echaba de menos en el cine de ciencia ficción, desgarra la idea del paso del tiempo. Con una gran base científica y la fe de aquellos que creen que todo ocurre porque nuestro destino está prefijado, Mr. Nobody se convierte, para mí, en una película más de referencia para debatir sobre la condición del ser humano en el Universo, de la teoría del caos y el orden dentro del tiempo hacia la misma dirección: hacia delante. Pero este largo cuestiona las leyes de la física e intenta responder desde el sentimiento universal del AMOR que existen cantidad de Universos diferentes, miles y miles de probabilidades que se rompen con la última decisión y que no todo está perdido. Sólo hemos de esperar a descubrir aquéllas dimensiones escondidas o contar el tiempo hasta que surja el Big Crunch o contracción del Universo o ansiar soñar esta noche con aquella decisión que nunca tomamos y pudo cambiarnos la vida. Pues cualquier probabilidad nos cambia, nos transforma, nos hacer seres.

Expongo a continuación el fragmento de la película que más me impacto y me llevó a volver a investigar sobre la teoría de las cuerdas. El cine, señoras y señores, hace posible que una explicación tan compleja como, a la vez, tan simple, se resuelva en una nueva incógnita: ¿Y si nuestro espacio fuera atemporal?

“¿Cómo fue todo antes del Big Bang? No hubo un “antes” pues antes de esto el tiempo no existió. El tiempo es el resultado de la expansión del Universo en sí. ¿Pero qué pasa cuando el Universo deja de expandirse?, ¿y el moviento es al reves?, ¿cuál sería entonces el tiempo natural?
Si la teoría de las cuerdas es correcta el Universo posee nueve dimensiones espaciales y una dimensión temporal. Podemos imaginar que en el comienzo todos los universos estaban mezclados y que durante la Gran Explosión surgieron sólo tres espacios de diferentes Universos: las tres dimensiones: altitud, longitud y profundidad, sin olvidar una cuarta dimensión que denominamos tiempo. ¿Qué pasa con los otros séis? La respuesta es que puede que sigan juntos.
Y si vivimos en un Universo atado con nudos de cuerdas, ¿cómo distinguimos entonces entre ilusión y realidad?
El tiempo como lo conocemos es un universo donde experimentamos sólo una dirección: hacia delante. Pero… ¿y si ese universo no fuera espacial sino atemporal?

Si mezclas el pure de patata con el tomate verás que ya es para siempre, no puedes volver a separarlos.
El humo que sale del cigarro de papá nunca vuelve a entrar.
No podemos volver atrás.
Por eso es difícil elegir.
Tienes que tomar la elección correcta.
Mientras no escojas, todo es una posibilidad”.

El trailer de la película. RECOMENDADÍSIMA para aquellos curiosos que no se cansan de indagar en las incógnitas que nos ofrece la vida y este Universo de miles de dimensiones y probabilidades:

Read More

Moon

(siento poner este formato de vídeo pero no he encontrado la canción en otro sitio y goear no me dejaba subirla)

Por culpa de las lluvias vivo días sin Luna y sin ella la creatividad se absorve en si misma y desaparece. Yo lo noto. Noto no poder verla y alumbrar las noches que anuncian vísperas de primavera. Añoro mirar al cielo y verla sonreir, pícara y temerosa de que su cara oculta sea descubierta. Es el astro que me introduce de lleno en un estado hipnótico elevando mi alma a miles y miles de kilómetros de donde pertenezco. Me encanta esa sensación. Deseo escuchar a la Luna y rozarla a través de un plano inexistente al ojo humano. Si elevais los dedos en una noche clara de Luna llena, ella os responderá con una tenue y casi imperceptible caricia que os avisa de que está ahí, que sigue siendo la hija de Gea.

Todos esto viene a que acabo de ver la película que ganó el festival de Sitges este año pasado. Se trata de Moon. He temblado al comprobar la soledad interpretada por casi un único actor durante toda la película. Aunque la Luna es solo la base de toda la historia ella es, en realidad, quien consigue atraparte y, sin ninguna duda, el gran trabajo de Clint Mansell con la Banda Sonora (tenéis mi favorita arriba).

Quiero que deje de llover, que el cielo se aclare y deje entrever la luz plateada que resguarda a los perdidos y complace a las damas sin hombre.

La Luna es la única que nunca se aleja de nuestro lado, que gira a nuestro alrededor sin descanso hasta el día en que todo lo que creemos que existe muera.

Read More

Kafka en la orilla del mar

Kafka en la orilla del mar

Acabo de terminar un libro de Murakami: Kafka en la orilla. Como de costumbre deja al lector que divague con el final y ate los cabos que faltan. Este título me ha enganchado de tal manera que ha sido la primera vez que me he leído más de 700 páginas en menos de una semana (y casi todo el tiempo ha sido en el tren: 30 minutos para ir a Barcelona, otros 30 para volver a Rubí…)

No hay que decir que queda recomendadísimo.

Todos los personajes son adorables. Cada uno de ellos descifra pieza a pieza el pensamiento. La metafísica obtiene el primer premio en esta novela, te invita a reflexionar, a soñar, a divagar… Murakami, como siempre, me deja fascinada… Uno de los personajes, Nakata, te ahoga en una abismo de dulzura y vacío. Cuando lees sobre el personaje te asaltan sentimientos de todo tipo: pena, alegría, cariño, lástima… Pero es el eje de la historia, es el vacío retórico que lo llena todo.

Me gustaría escuchar “Kafka en la orilla del mar” e introducirme en esos dos acordes sacados de otro mundo.

Regalo una de las frases del libro:

– Cuando nos enamoramos, todos buscamos en la persona amada una parte de nosotros que nos falta. Por eso, al pensar en esa persona, siempre nos ponemos en mayor o menor medida tristes. Nos sentimos como si volviéramos a pisar una habitación añorada que habíamos perdido hace muchísimo tiempo. Es natural. Esa sensación no la has descubierto tú. Así que mejor no intentes patentarla.
Dejo el tenedor y alzo la mirada.
-¿Una vieja habitación añorada que está lejos?
-Exacto -dice Ôshima. Y levanta el tenedor en el aire-. Es una metáfora, claro.

Quien lea el libro, sabrá la importancia de este fragmento.

Otra de Murakami, por favor 🙂

Read More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.